jueves, 28 de noviembre de 2013

La Costanera Sur, naturaleza, vida y amor

Cuando ambos se acercaron al carrito de los choripanes y vieron esa multitud de gente bailando al son de una bachata, se sintieron sorprendidos. La música sonaba fuerte, impulsada con ganas desde unos buenos parlantes. Eran alrededor de las 19 hs. de un día domingo caluroso y la Costanera Sur ofrecía al visitante la oportunidad de disfrutar de un espacio verde único, casi a orillas del Río de la Plata.

Antes de 1916 se la denominaba popularmente como balneario de los pobres. Fue en aquel año cuando se proyectó el nuevo parque y balneario. A través del Ingeniero José Quartino se comenzó a construir una rambla y a plantar distintas especies de árboles, entre los que se destacaron los álamos, que llegaron a ser más de tres mil…


La inauguración oficial del Balneario Municipal Sur y el primer tramo de la avenida costanera Dr. Tristán Achával Rodríguez, se llevó a cabo en diciembre de 1918, el mismo año en que se trasladó hasta allí la Fuente de las Nereidas, la hermosa obra de Lola Mora.
En el año 1920 comenzaron a construirse algunos bares y confiterías. En principio eran de madera y a partir de 1927 se comenzaron a levantar nuevas estructuras de cemento.
Con la ampliación del balneario en 1924, se le ganaron 150 metros al río y apareció en ese renovado paisaje, la famosa Cervecería Múnich. Esta ampliación favoreció la construcción de vestidores y escaleras de acceso al río para los bañistas.


Es en el año 1978 cuando se impulsa el relleno de la actual Reserva Ecológica. Este proyecto contemplaba seguir ganándole terreno al río para construir allí mismo un Centro Cívico, donde se mudarían los edificios públicos más importantes de la ciudad. Para el relleno se usaron los escombros que surgieron de la construcción de las autopistas. De más está decir que el proyecto quedó en el camino y aquellas hectáreas de tierra comenzaron a poblarse de una variada cantidad de flora y fauna.
Finalmente, en 1986, por ordenanza del concejo deliberante, y tras una larga batalla de organizaciones ambientalistas que incluyó la presentación de diferentes proyectos, nació oficialmente la Reserva Ecológica. 
Con el paso del tiempo, y sobre todo en estos últimos años, se fueron realizando distintas obras en todo el tramo que comprende a la Costanera Sur. Edificios de gran altura han nacido allí nomás, a metros, extendiendo y dándole forma al nuevo barrio Puerto Madero

Más allá de este avance del cemento, un paseo por la costanera permite aún disfrutar de la naturaleza, del sol o de algún señor puestero que toma un micrófono entre sus manos y les dedica a los paseantes un tema de Camilo Sesto

Disfrutar caminando de la mano, como ellos dos, que se detuvieron a escuchar bachata, que se miraron a los ojos y se fundieron en un beso mágico. Logrando que el resto de la humanidad desapareciera por completo en aquel mismísimo instante. En tanto la luna, única testigo del milagro, se asomaba por entre los árboles de la reserva cobijándolos para siempre.



Ver en Google Maps

Fuente: ROCCA, Eduardo, La Reserva Ecologica, Un paraíso en la Ciudad de Buenos Aires. Revista Historias de la Ciudad, N°62, diciembre 2012. 
Corrección: Laura Beroldo ((http://www.laura-exlibris.blogspot.com.ar/) 
Fotos: AGN. Archivo Diario La Nación. Archivo Histórico de Barracas Enrique H. Puccia.

lunes, 1 de abril de 2013

¡Malvinas! ¡Te Amamos!

La Guerra de Malvinas… ¿Qué más se puede decir? ¿Qué más se puede agregar a todo lo dicho en estos 31 años que pasaron desde el 2 de abril de 1982, cuándo tropas argentinas desembarcaron en las islas, y desde aquel 14 de junio cuándo se firmó la rendición?


Esta fecha, que hoy conmemoramos, nos debe servir para seguir tomando consciencia. Para homenajear y recordar a todos aquellos que participa- ron de ese conflicto. Nos debe servir para entender el por qué de aquella decisión de la dictadura militar que gobernaba el país por aquel entonces y nos debe servir sobre todo para comprender que jamás, nunca más deben ocurrir episodios absurdos como estos.

Es verdad que son nuestras islas, es verdad que quiénes la gobiernan son meros usurpadores, pero mi humilde opinión es que este tipo de conflictos no se deben resolver a costa de vidas humanas. Sostengo y avalo el dialogo, en tiempos como éstos el colonialismo debe desaparecer definitivamente y las Islas Malvinas deben ser devueltas a la Argentina.

Ojala se pueda hacer realidad este sueño hermoso de millones de argen- tinos y que podamos visitar nuestras islas sin tener que mostrar un pasaporte. ¡Que así sea!

A continuación les quiero compartir un poema de Daniela Cornaglia, una escritora autodidácta, que me prestó estos versos sinceros acerca de Malvinas, y a quien agradezco por ese gesto:

MALVINAS 

Una guerra sin glorias pero con penas, un frío inmenso que recorre nuestras venas
y la triste realidad que nos condena, de saber que hubo muertos sin sentido.
Por los que allí quedaron por su lucha, los que por su patria dieron el alma,
los que volvieron con el cuerpo malherido y sus corazones necesitando calma.
Enarbolaron la bandera y salieron, a poner el pecho a las balas asesinas
que sedientas de tierras disputaron, militares con mentes genocidas.
Olvidar una parte de nuestra historia, es ausentarse de lo acontecido
Malvinas, argentinas le decimos, combatientes argentinos lo han vivido.
Hoy extiendo mi mano querido ex combatiente y de esta forma intento llegar a vos,
para agradecerte por lo que has hecho y reconocer entera tu valor….
En el frio austral de cada abril, se reconoce con respeto tu honesta entrega
elevemos la mirada al cielo y pidamos que el dolor merme y la memoria no desaparezca.
Porque  ni el frio, la lluvia o el viento hizo que caigas rendido sin haber peleado,
memoria y amor tengamos por estos jóvenes, dignos de ser llamados soldados.
Y nos llenamos de historia argentina con cada relato contado por los que volvieron
y en cada anécdota se nos cuela en los huesos, esa cruel vivencia a la que los sometieron.
Viva la patria, viva Argentina, viva la memoria… viva Malvinas… viva en cada corazón
el recuerdo eterno de aquellos que cayeron y de los que regresaron…
Y que nazca en cada hora de nuestras vidas, el sentir patriótico y el de pertenencia
Gracias soldados, oíd mortales y que todo nos sirva de experiencia…
Tras un manto de neblinas, no las hemos de olvidar, pero tampoco a ustedes
que lucharon por su libertad…  rompa el manto de neblinas, como un sol nuestro ideal
LOS SOLDADOS ARGENTINOS SON LOS HEROES DE VERDAD…

Vaya mi recuerdo y gratitud a cada joven que luchó en Malvinas, para los que quedaron y
para los que hoy nos cuentan la historia vivida realmente…
Daniela Cornaglia

El video que sigue es un homenaje hecho por el Colegio Tiempo Educativo de Barracas a través de su directora y un grupo de amigos que viajaron a las islas en enero de este año. Un abrazo, un cariño, una muestra de amor hacia los soldados caídos y veteranos de la Guerra de Malvinas.