jueves, 26 de mayo de 2011

El Pucará de Tilcara, la fortaleza de piedra

Cuando se llega a la Quebrada de Humahuaca se abre ante nuestros ojos un paisaje muy distinto al que se viene disfrutando desde la salida de San Salvador de Jujuy.
Y ese paisaje es maravilloso, colmado de colores y formas montañosas únicas. La quebrada comienza en el pueblo de Volcán y termina en Tres Cruces. Tiene una longitud total de unos 170 Km. de largo y durante su recorrido encontramos una serie de pueblos muy pintorescos. Cada uno tiene lo suyo, ninguno es igual al otro. La conformación étnica de los pueblos de la Quebrada es muy variada, la mayoría pertenece a la familia de los Omaguacas. Y digo familia, porque dentro de este grupo encontramos Tilcaras, Purmamarcas, Tumbayas, Ocloyas, Uquias, entre otros.
Los Tilcaras se distinguieron del resto de sus vecinos gracias a su famoso Pucará. Si bien existieron varios parecidos a éste, ninguno alcanzó la magnitud que tuvo el tilcareño. Como consecuencia de su ubicación estratégica, el sitio dominaba el paso obligado de las caravanas de comerciantes que se dirigían por la quebrada hacia Bolivia y Salta. En Runa Simi (quechua), la palabra “Pukará” significa fortaleza y se refiere a su ubicación en lo alto de un cerro de difícil acceso. La vista desde el punto más alto es sencillamente increíble, se puede contemplar de un vistazo toda la fisonomía quebradeña del lugar. Imagino que era una tarea más que difícil para los invasores caer de sorpresa allí…
Las construcciones de la fortaleza eran de piedra, con techos de barro y paja sobre tirantes de cardón. Había sectores de viviendas, corrales, sectores de culto y cementerio (necrópolis). En la falda sur existía un basurero y cada lugar estaba comunicado por caminos.
Los Tilcaras eran pastores y agricultores y generalmente vivían en paz con el resto de los pueblos de la quebrada. Uno de los últimos caciques de Tilcara fue Viltipoco, que habitaba en Purmamarca y había conseguido aliarse con  los Diaguitas, Apatamas, Chichas y Churumatos. Esta alianza se realizó para hacerle frente al invasor español que acechaba desde San Salvador de Jujuy. Lamentablemente, Viltipoco fue apresado una noche en que el gobernador Francisco de Argañarás cayó de sorpresa en Purmamarca al mando de veinticinco hombres bien armados.
A partir de allí, ocurrió lo que todos conocemos: esclavitud, saqueo y exterminio de los pueblos del Noroeste argentino que habitaban la Quebrada de Humahuaca.
En el año 1908, comenzaron las investigaciones en el Pucará, los arqueólogos J.B Ambrosetti y S. Debenedetti e hicieron una primera restauración del lugar. Luego, en 1948, el Dr. E. Casanova retomó el proyecto y continuó el trabajo emprendido en 1908.
La Quebrada de Humahuaca fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en julio de 2003 por la Unesco. Actualmente viven allí, descendientes de nuestros pueblos originarios que mantienen viva su cultura y siguen dotando de vida aquel espacio único en la tierra. Corren con ventaja, son muy amigos de la Pachamama

Agradezco a Sole Blanco, Natalia Castro y Dario Altobelli por cederme las fotos que utilicé para realizar el video, GRACIAS!! 

Corrección: Laura Beroldo: (http://www.laura-exlibris.blogspot.com/)
Fuentes: ROSSI, Juan José, Historia, identidad y culturas originarias de la Argentina, Galerna, Buenos Aires, 2008. VICAT, Mariana, Caciques, Ed. Libertador, Buenos Aires, 2008. Museo Arqueológico Dr. Eduardo Casanova, Tilcara- Jujuy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario